Últimas entradas
» » Soñar que se acaba el mundo

Soñar que se acaba el mundo

Soñar que se acaba el mundo

Soñar que se acaba el mundo

Siempre ha sido un gran temor de la humanidad, llegar a presenciar el fin de los tiempos, ya sea por catástrofe natural o guerra, este tema pone los cabellos de punta a muchos, pero soñar algo como esto ¿Sería para alarmarte? Recordando que el sueño es una realidad que vives en algún lugar de tu mente, sería terrible presenciar semejante acontecimiento, pero no te alarmes, no precisamente significan terribles noticias, sino que también puede ser algo bueno para ti.

En términos generales, soñar que se acaba el mundo, presagia el fin o cambio radical de tu persona interior, es por ello que puedes llegar a temer en el sueño, normalmente muchos están satisfechos en su zona de confort, pero tarde o temprano se acaba y es cuando empiezas tu propia vida, aquel momento donde debes luchar por salir adelante, incluso puede que ahora alguien dependa de ti. No obstante muchos temen a enfrentarse a las grandes adversidades que les depara la vida.

Cuando sueñas que el mundo llega a su fin, simboliza que has conseguido aquel objetivo en el que tanto te esforzaste, no obstante comienza un nuevo objetivo aun mayor para mejorar, vendría siendo una subida escalón por escalón.

Cuando sueñas que estás viviendo con terror el fin del mundo, puede representar todos los problemas que has tenido a lo largo de tu vida, los cuales vuelven a encararte en conjunto, haciéndose una gran colosal ola de desgracias y cataclismos, pero de alguna manera tratas de sobrevivir, es por ello que cuando el supuesto “fin del mundo” concluye, todos tus problemas acaban, es por ello que vuelve a salir el sol, un mañana, traducido como “borrón y cuenta nueva” en tu vida.

En caso de que te visualices salvando al mundo de su gran apocalipsis, representa tu gran fortaleza que reside en tu persona, al igual que todas tus posibilidades de alcanzar los objetivos que te hayas planteado con anterioridad, no obstante no habrá nada ni nadie que te detenga.

Etiquetas
Info de autor

Martin Hoar

comments powered by Disqus